El futuro de la gestión del cambio ya llegó

El manifiesto ágil está cumpliendo 15 años y, al menos en nuestra región, las iniciativas de gestión del cambio aún no incorporaron sus prácticas y principios. Voy a contar, desde mi experiencia, las principales razones por las cuales este proceso no puede demorarse más.

Diseñado para aprender

Si las organizaciones son sistemas adaptativos complejos(CAS) [1], transformar una organización le agrega un grado más de complejidad. Los CAS no pueden ser gestionados mediante los métodos tradicionales de predicción y control, que sí servían para sistemas complicados. En su lugar requieren modelos de control empírico de procesos, que son aquellos que construyen su producto de manera incremental mediante ciclos en los que inspeccionan y adaptan tanto el resultado que están generando (la organización transformada) como el proceso que utilizan para hacerlo. [2]

Mientras que en la gestión del cambio tradicional hacemos un plan donde dice que determinado día del próximo año estaremos realizando “x” acción de comunicación (charlar con el personal de la planta para presentarles las novedades del sistema, por ejemplo), en la gestión ágil el foco está en aprender. En este marco, el nivel de la planificación es muy detallado para las actividades más inminentes (de mayor prioridad) y se reduce hacia el futuro. Esto es así porque somos conscientes de que las condiciones de contexto es muy probable que varíen para cuando lleguemos a ese momento, y también que aún no hemos aprendido nada de todo lo que tiene para enseñarnos el camino.

Centrado en las personas

“Las personas se resisten al cambio” debe ser una de las frases más usadas en la literatura sobre el tema.

La agilidad cambia el foco y pone a las personas en el centro; les da poder y responsabilidad, las considera una fuente de oportunidades, conocimientos y energía.

Para esto genera mecanismos de interacción, diálogo y co-creación, traduciendo la fricción en oportunidad, abundancia y desafíos. Algunos ejemplos de esto son las dinámicas de incepción [3] y las retrospectivas [4].

Este enfoque tiene también efectos positivos sobre dos aspectos críticos del cambio:

  • Aumenta la escalabilidad de la transformación. Ya no hay un equipo de especialistas o dueños del cambio que debe dar la batalla contra todo el resto de la organización. En su lugar instala mecanismos que abren a la participación y empoderan a quienes se van entusiasmando con la iniciativa, invitándolos a sumarse como agentes de cambio.
  • Aumenta la sostenibilidad. El nuevo estado de la organización no será el resultado de una intervención externa que derrotó la resistencia, sino uno creado por las mismas personas que luego lo mantendrán actualizado, vivo.

Genera resultados

La planificación ágil se enfoca en:

  • Obtener el mayor valor de negocio posible en la menor cantidad de tiempo.
  • Probar las hipótesis críticas para despejar los riesgos lo antes posible.

Esto aborda la causa número uno de fracaso de las iniciativas de cambio [5]: falta de apoyo visible y activo del Top Management. También se hace mucho más fácil obtener el apoyo de los ejecutivos y de los mandos medios (causa #6) cuando mostramos resultados entregando valor de manera temprana y frecuente y disipamos los riesgos.

Hasta acá hice un resumen de mi mirada. Intenté destacar lo que considero más relevante, sabiendo que hay cosas que quedaron afuera. ¿Vos, qué otras ventajas agregarías?

 

La foto es Learning to fly de *Psyche Delia* @ Flickr y está bajo licencia Creative Commons.

Referencias

[1] “Un CAS (sistema adaptativo y complejo) es una red dinámica de muchos agentes (los cuales pueden representar células, especies, individuos, empresas, naciones) actuando en paralelo, constantemente y reaccionando a lo que otros agentes están haciendo. El control de un CAS tiende a ser altamente disperso y descentralizado. Si hay un comportamiento coherente en el sistema, este tiene un crecimiento de competición y cooperación entre los agentes mismos. El resultado total del sistema proviene de un enorme número de decisiones hechas en algún momento por muchos agentes individuales.” John Henry Holland

[2] Podés leer más sobre complejidad en este post de Martín Alaimo.

[3] ¿Qué es la Incepción ágil de proyectos? En este post lo explica Martín Salías.

[4] Un libro con técnicas de retrospectivas, escrito por Juan Gabardini.

[5] De acuerdo con Prosci

Anuncios

Un comentario en “El futuro de la gestión del cambio ya llegó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s